Mínima frecuencia

24 Nov

 

Muchos nadadores cuando quieren desarrollar la eficacia en su técnica de crol, el principal objetivo es conseguir el menor número de brazadas. Sin embargo, un número muy bajo de brazadas no implica necesariamente una brazada más eficaz, a veces en vez de nadar de un modo fluido lo que tenemos es una técnica robotizada, con pausas entre cada brazada.

Cuando el objetivo es un menor número de brazadas (mínima frecuencia), vamos a realizarlo de la manera indicada en este video, a nosotros nos ha parecido muy interesante y vamos a introducirlo en nuestros entrenamientos, pensamos que favorecerá el deslizamiento y nos ayudará a obtener una posición más hidrodinámica.

Así que en un primer momento, vamos a comenzar nadando a un ritmo cómodo y contando cada vez que introducimos en el agua la mano que llevamos delante. Primero haremos un largo de 25 metros. En el video podemos ver que el primer largo es a un ritmo de 13 brazadas en 25 metros. Bien, el siguiente paso será reducir ese numero de brazadas en dos o tres; para conseguir esto reduciremos el ritmo de brazada y nos concentraremos más en la extensión del brazo y en el balanceo del cuerpo. Vamos a mantener esa posición con el brazo estirado durante un par de segundos antes de dar la siguiente brazada, fijaos en como lleva las piernas el nadador del video. El objetivo es sentir como nos deslizamos entre cada brazada.

En el siguiente largo lo nada a un ritmo de once brazadas. Es importante recalcar que esto es un ejercicio de técnica, es mínima frecuencia, es decir, no es una manera correcta de nadar a estilo libre, si gastamos demasiado tiempo realizando este ejercicio, corremos el riesgo de terminar nadando con pausas entre cada brazada, un vicio que luego puede ser difícil de corregir.

En este video, el nadador llega a realizar un largo de 25 metros dando nueve brazadas. Una vez hayamos alcanzado esa mínima frecuencia y que somos capaces de mantener durante por lo menos 50 metros, vamos a aumentar un poco el ritmo de brazadas, nadando más comodos y vamos  a comenzar a utilizar las piernas, no como una parte fundamental del ejercicio, pero  para favorecer  el ritmo de la brazada.

Importante, si no somos capaces de mantener un ritmo mínimo de brazadas ( el que cada uno consiga) durante 50 o 100 metros como mínimo, no estaremos realizando bien el ejercicio. Como nos recuerdan en el vídeo un test de mínima frecuencia no es válido en un largo de 25 metros; esa mínima frecuencia deberíamos ser capaces de mantenerla durante 100, 200, 500 o más. Pero 50 metros es lo mínimo.

PURA VIDA  y feliz domingo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: